A la parrilla

4 formas clásicas de hacer un asado

Existen muchas maneras de cocinar un asado, desde hacerlo en una parrilla tradicional hasta cocinarla en el interior de un tambor. No importa que métodos o herramientas utilices para asar tus carnes, el objetivo es el mismo: disfrutar del sabor de la carne asada y relajarse un buen momento.

La herramienta más tradicional para realizar un asado es la parrilla, en donde las carnes se asan horizontalmente. Sin embargo, las opciones para asar la carne son muy diversas y podemos encontrar diferentes métodos para disfrutar de un buen asado.

Al espiedo

Esta es una de las herramientas más conocidas, consiste en un asta o pica metálica por el cual se insertan las piezas que serán cocinadas. Se puede utilizar un espiedo grande para cocinar un animal entero o pequeños espiedos para asar trozos de carnes. La cocina brasileña utiliza mucho este método de cocción, en donde los restaurantes utilizan el sistema rodizio, que consiste en el servicio de pagar un monto fijo con el derecho de consumir libremente.

Foto Flickr: M@rcello;-)

Asado al espiedo. Foto Flickr: M@rcello;-)

Asado a la cruz

En este método las carnes son colocadas al aire libre, sobre las brasas y de manera vertical, apoyadas por un armazón de hierro que tiene la forma de una cruz. Esta técnica es muy utilizada en el sur de la argentina, en donde se lo emplea para cocinar el famoso asado con cuero, que consiste asar al animal con pellejo incluido, esto con el objetivo de que la carne no se seque con el calor de las brasas.

En Chile es muy conocido el asado al palo, que consiste en atravesar al animal con un largo palo de hierro y colocarlo sobre las brasas para que pueda girar sobre ellas. Uno de los platos más típico en Chile es el asado de cordero al palo.

Asado a la cruz. Foto Flickr: Christian Ostrosky

Asado a la cruz. Foto Flickr: Christian Ostrosky 

La Parrilla

Las parrillas convencionales tal y como la conocemos, suelen ser de grandes dimensiones y tienen un gran espacio entre sus rejas. Este artefacto se hizo popular cuando los obreros se encargaban de hacer sus asados en estas prácticas parrillas, el método de cocción era conocido como “asado de obra”.

Para aprovechar mejor a la parrilla, se debe preparar al fuego a parte, para que cuando las brasas estén listas, se las pueda distribuir de manera uniforme por debajo de la parrilla. Hay que dejar que el hierro tome temperatura y eliminar la grasa que se ha quedado pegada a la parrilla.

Luego de hacer todo esto, se coloca la carne sobre la parrilla y veremos como todo va en orden cuando el exceso de sal cae con la grasa derretida sobre las brasas, o bien pasa a ser parte de la corteza crujiente de los cortes.

Asado a la parrilla. Foto Flickr: Lucas Ezequiel Arias

Asado a la parrilla. Foto Flickr: Lucas Ezequiel Arias

La estaca

Esta técnica está muy extendida en nuestro país, más aún hacia el sur, en los departamentos de Misiones e Itapúa. Consiste en colocar a la carne en una estaca de madera que va clavada al suelo, esta debe estar expuesta a unas brasas que son elaboradas formando una pequeña fosa en la tierra que cubre varios metros de longitud, la carne es colocada a través de hileras y se la cocina durante varias horas.

Uno de los secretos utilizados para mejorar el sabor de la carne es la de rociar con sal el carbón que está quemándose, esto hará que suba con el calor del fuego lentamente. También a la carne se la puede rociar con limón o cerveza para darle un gusto más amargo de lo habitual.

Asado a la estaca. Foto: www.bomberosvoluntarios.org.py

Asado a la estaca. Foto: www.bomberosvoluntarios.org.py

Fuente

About the author

Fernando Ferreira

Sarcástico e introvertido. El asado me gusta comer parado y donde no haya mucha gente.
Fanático de los Beatles y del buen fútbol. Una buena lectura y ya está. Buen muchachito, como dicen las tías.

Leave a Comment