A la parrilla

Todo lo que debes saber sobre el carbón en tus asados

Las brasas son un elemento fundamental durante la preparación del asado, para ello debemos contar con unos buenos carbones que nos ayuden a generar y mantener un buen fuego durante todo el tiempo en que nuestra carne este sobre la parrilla.

Aunque parezca un detalle menor, saber elegir un buen carbón para nuestros asados nos facilitará bastante el trabajo a la hora de cocinar a la parrilla. Hay que tener en cuenta que unos carbones en mal estado, pueden ocasionar varios inconvenientes, como no producir el fuego suficiente para unas buenas brasas o que se vayan debilitando rápidamente en medio mismo del asado.

Un parrillero rechazaría cocinar un asado con cualquier tipo de carbón vegetal o derivados químicos - Foto Flickr: Joshua Bousel

Un parrillero rechazaría cocinar un asado con cualquier tipo de carbón vegetal o derivados químicos – Foto Flickr: Joshua Bousel

Para tener que evitar este tipo de sorpresas es importante elegir unos carbones con buena calidad y gran rendimiento. Aquí te dejamos unas consideraciones que debes tener en cuenta.

  • Elegir el carbón que se utilice especialmente para la elaboración de asados en las parrillas.
  • Los mejores tipos de carbón vegetal son aquellos que provienen de árboles como el pino, el quebracho o el espino. Si en el paquete del carbón aparecen una de estas indicaciones, el producto está más que recomendado.
  • Es recomendable usar carbones que sean nuevos, ya que si tenemos algunos que nos han sobrado, podemos encontrarnos con sorpresas incomodas en su desempeño.
  • No utilizar carbones que tengas rastros de haber sido afectados por la lluvia o la humedad.
  • Si fuese posible, adquirir el carbón desde el propio proveedor o fabricante.
  • Si contamos con unos carbones de buena calidad, debemos evitar rociarlos con alcohol o algún producto inflamable, de esa forma solo lo estaremos estropeando.
  • No hay que utilizar el carbón en lugares cerrados o con poca ventilación, ya que puede ocasionar intoxicación y problemas respiratorios.
  • El carbón debe tener una buena ventilación para que el humo de las llamas no se queden impregnadas en la carne y afecte al sabor del asado.
  • El carbón debe estar bien distribuido bajo la parrilla, de esta forma el calor de las brasas serán uniformes a través de todo el asado.
  • Hay que recordar que el carbón es un producto inflamable, por eso su uso debe estar alejado de productos químicos y volátiles, como así también de niños y mascotas.

Productos para encender el fuego:

Un parrillero que tenga el orgullo inflado rechazaría cualquier cocinar un asado con cualquier tipo de carbón vegetal o derivados químicos, esto se debe a que dichos productos tienen la facilidad de alterar el sabor de la carne. Aún así podemos encontrar muchas opciones que nos facilitan esta tarea:

  • Pastillas

Estos productos que muchas veces son subestimados por los parrilleros más austeros, son cuadrados de serrín compacto que están cubiertas por un líquido combustible. Se lo utiliza particularmente para prender el fuego.

  • Carbón Vegetal

El carbón vegetal consiste en residuos sólidos que se consiguen en el proceso de carbonizar la madera. Su uso generalmente es para la cocina doméstica, cuentan con una alto valor energético y se encienden muy rápidamente.

  • Briquetas

Las briquetas son pequeños residuos que se obtienen de cualquier tipo de carbón, serrín y arena, todo esto es mezclado en turrones sólidos que son presionados para conseguir un producto compacto que se caracteriza por su rápida combustión y ser más limpias que el carbón.

  • Madera de Pino

Esta es una de las maderas más solicitadas por los conocedores de la parrilla, ya que se destacan por ser livianas y tener una gran capacidad de combustión. Es recomendable que esta madera este completamente seca antes de su uso.

  • Leña

La leña es la fuente el elemento de combustión más requerido por aquellos rústicos y exigentes parrilleros. Este elemento cuenta con grandes cualidades, desde arder mejor que el carbón y lograr que las brasas duren mucho tiempo encendidas. Además, la leña se encarga de ofrecer un sabor distinto y muy especial a nuestras carnes.

A la hora de elegir las leñas hay que tener en cuenta que las de mejor calidad son aquellas que estén más duras, ya que las blandas se queman rápidamente y no producen brasas.

Por eso es importante darle al carbón, o al elemento que usemos para cocinar nuestros asados, la atención que se merece.

De esa forma nos evitaremos un sinfín de problemas que podrían estropear nuestros encuentros.

Fuentes: www.sernac.clwww.euroresidentes.com

About the author

Fernando Ferreira

Sarcástico e introvertido. El asado me gusta comer parado y donde no haya mucha gente.
Fanático de los Beatles y del buen fútbol. Una buena lectura y ya está. Buen muchachito, como dicen las tías.

1 Comment

Leave a Comment