Curiosidades

Los gorditos parrilleros son los preferidos por las mujeres, según estudio científico

En los últimos tiempos ha surgido nuevamente el antiguo debate de qué tipo de hombre son los preferidos por las mujeres, muchos dicen que las chicas prefieren la informalidad del tipo panzón antes que el cuerpo escultural de un atleta.

parrillero gordito

Por eso tal vez los días de ir al gimnasio pueden quedar atrás para dar paso al sexy sedentarismo que es la elección de las mujeres en estos días. Esta noticia es positiva para muchos gorditos parrilleros que ahora están de para bienes, rompiendo los estereotipos con mucho éxito.

Un nuevo estudio realizado en Gran Bretaña afirma que tres de cada cuatro mujeres prefieren a un hombre “flácido” (de la panza, claro) que uno tallado por horas y horas de gimnasio.

Además el 96 por ciento de las mujeres afirmaron que un hombre musculoso y obsesionado con las sesiones largas en los gimnasios tiende a ser aburrido en una cita.

El estudio realizado concluye que un hombre con un buen estado físico es más atractivo para la vista, no lo es en cambio para estar con él y formar una relación, el problema es que estos grandulones exhiben muchas inseguridades a la hora de entablar una conversación con el sexo opuesto.

La clave de ni siquiera tener una relación pasajera con un hombre musculoso es que el 74 por ciento de las mujeres se sienten algo inseguras con su propio cuerpo, esto provoca que se sientan muy incómodas para desvestirse ante una persona al que evidentemente le importa mucho el físico.

Entonces lo que sucede es que las mujeres se sienten menos amenazadas por los hombres que comen de todo y no tienen ningún problema para lucir un aspecto que no “cuadre” con lo establecido.

Lo vital para las mujeres es que en la relación ellas sean el centro de la belleza y no su pareja, por esta razón muchos gorditos, parrilleros, que gustan del buen comer están de para bienes, ya que disfrutan de buena compañía.

Este estudio deja muchas cosas en evidencias, como aquello de que la mayoría pensaba, que el preocuparse de más por la comida y el ejercicio era una característica que solo la tenían las chicas, algo que ellas odian en su pareja.

Por eso ahora ya no hay más excusa para rajar del gimnasio e irnos a limpiar la parrilla y disfrutar del mejor ejercicio que podemos hacer, degustar un buen asadacho y que el resto venga solo.

Fuente Imagen

About the author

Fernando Ferreira

Sarcástico e introvertido. El asado me gusta comer parado y donde no haya mucha gente.
Fanático de los Beatles y del buen fútbol. Una buena lectura y ya está. Buen muchachito, como dicen las tías.

Leave a Comment