A la parrilla

El famoso bistec yanqui

beafsteak

Estados Unidos promociona su forma de vida a través del entretenimiento del cine y la televisión. De la gastronomía yanqui nos llega, por ejemplo, como si fuera el mejor plato del mundo, el bistec (filete).

El filete –que para nosotros no es otra cosa que bife– es un trozo rebanado que puede ser de carne roja (de ternera o buey), de pechuga de pollo o de pescado. A veces es denominado en castellano como bistec (calco fonético del ingl. beefsteak).

La mayoría de los filetes son cortados perpendicularmente a las fibras musculares, mejorando de esta forma la textura tierna de la carne, y se suelen servir con cuchillos especialmente afilados para poder cortarlo en trozos.

Su popularidad en la gastronomía estadounidense llega al extremo de contar con restaurantes especializados en servirlos: Steakhouses, vocablo inglés derivado de steak («filete») y house («casa», aquí en el sentido de «restaurante»). En España e Hispanoamérica este tipo de restaurante equivaldría a un asador o una churrasquería, aunque desde hace ya algunos años los países hispanos utilizan también la palabra «grill».

En la gastronomía anglosajona existen varios tipos de bistec: chuck steak (un corte realizado desde el cuello hasta las costillas); cube steak (un corte de carne, donde la misma es sujeta con unas redecillas para darle forma cúbica); T-bone steak y el strip steak denominado también porterhouse (es un pedazo de carne tierna, conectado con un hueso de la espalda que al cortarse transversalmente tiene forma de T); entre otros.

Bistec a la parrilla

Lo primero que necesitás es la carne. Un corte fresco de lomo (de entre 3 y 5 cm de grueso) podría servir perfectamente. Cuando tengas el bistec, con una pequeña orilla de grasa blanca alrededor del exterior, prendé el fuego y calentá la parrilla.

Antes de echar la carne sobre la parrilla, frotá una mezcla de sal, pimienta y ajo fuertemente contra el bistec. Intentá hacer que la sal y la pimienta negra (en fruto molida) sean presionadas contra la superficie de la carne para que cuando la ases permanezcan adheridos. Hacé esto en ambos lados de la carne y en las orillas también.

Luego sólo tenés que cocinar los filetes a la parrilla durante 6 u 8 minutos por lado (recordá voltear la carne con una pinza) o hasta obtener un punto de cocción medio.

Serví los filetes rebanados en una misma dirección, acompañados de arroz, papas o una salsa especial.

Fuentes: es.wikipedia.orges.wikihow.comcomidakraft.comorder.badhige.com

 

 

About the author

ASADACHO.COM

Fanáticos Oficiales del Asado

Leave a Comment