A la parrilla

Los embutidos y su rica historia

Los embutidos son parte esencial de nuestros asados, chorizos, morcillas, besitos y todo tipo de aperitivos, tienen su espacio en la parrilla. Para conocer sus orígenes, debemos retroceder muchos siglos, ya que su implementación en nuestra dieta está llena de historias y tradiciones.

choris

El origen en la elaboración de la carne se remonta a los tiempos más remotos del ser humano, ya que en aquellos tiempos la vida útil de la carne era escasa, por eso el hombre siempre busco la forma de preservar los alimentos desde los tiempos más antiguos.

Sin embargo, no se puede empezar a hablar de los embutidos sino recién a partir del descubrimiento de la sal. El uso de la sal como un insumo en nuestros alimentos data de más de 2000 mil a.C. en la época del emperador chino Huangdi, que realizó el descubrimiento de la primera salina. Desde aquel momento se comienzan a vender carnes y pescados sazonados.

Así mismo los egipcios conseguían la sal del desierto y colocaban las carnes en salazón para poder guardarlas y mantenerlas comestibles durante largo periodos de tiempo.

En este sentido surgen los embutidos como una manera de ahorrar y conservar la carne que no podía ser consumida fresca. En la era del Imperio Romano se preparaban salchichas y embutidos con fines rituales, consumiéndose específicamente en fiestas relacionadas con la fertilidad y el paganismo como por ejemplo el botolus, un embutido muy parecido a la morcilla y al salchichón.

Aún así no existen registros sobre la fecha exacta en que surgieron los embutidos, pero los siguientes datos podrían resultar curiosos.

  • En la Odisea de Homero, que data del Siglo VII a.C. en los asentamientos en que Grecia tenía en la costa oeste de Asia Menor, se nombra a la tripa rellena con sangre y grasa, un alimento que podía ser asarse al fuego. Quizás el primer chorizo de todos.
  • También en la obra de comedia Los Caballeros del famoso comediante griego Aristófanes, se mencionan los embutidos y el adobado de pieles.
  •  Durante la Edad Media, la fabricación de embutidos fue en aumento en muchos lugares de Europa, de ahí que mucho de los nombres de estos productos sean de los lugares de donde provienen. En aquellos tiempos la elaboración de productos cárnicos era cada más selectiva.
  • En Europa durante la segunda mitad del Siglo XVII y comienzos del Siglo XIX, comienza el desarrollo moderno de la mano de la Revolución Industrial. La producción de alimentos se caracteriza por contar con equipos avanzados para la elaboración de productos cárnicos.

De esta forma los europeos conocen los métodos de conservación de la carne, que consisten en el uso del humo y la cocción para preservarlos.

  • Los grandes avances tecnológicos surgidos durante el siglo XX ha convertido a los embutidos en uno de los productos cárnicos más elaborados, además en esta época se ha garantizado una alta calidad, tanto en los materiales como en las maquinarias para producirlos

En la actualidad la tradición de los embutidos no ha desaparecido, es más continúa creciendo cada día más, con diferentes opciones y adaptándose a los nuevos tiempos. Los chorizos, las morcillas y todo tipo de embutidos, están presentes en nuestros encuentros, adecuándose a nuestras culturas y formando parte de ellas.

Fuente Imagen

About the author

Fernando Ferreira

Sarcástico e introvertido. El asado me gusta comer parado y donde no haya mucha gente.
Fanático de los Beatles y del buen fútbol. Una buena lectura y ya está. Buen muchachito, como dicen las tías.

Leave a Comment